Grabación en estudio II

En esta segunda parte explicaré brevemente las formas de grabar distintos tipos de instrumentos:

Baterías

Se trata de un instrumento complicado ya que se compone de varios elementos que suenan todos a la vez: Bombo, caja, timbales, charles, ride y demás platos.

Aquí utilizaremos un micrófono colocado muy cerca de cada elemento para intentar captar el mayor sonido del elemento en cuestión, aunque no evitaremos por completo que se cuele sonido de otros. Así el de bombo debe ser de diafragma más grande para capta mejor los graves; los de la caja y los timbales serán un poco más pequeños, centrándose en frecuencias medias, y para los platos charles y el ride utilizaremos micrófonos con mejor respuesta en frecuencias agudas. El resto de los platos (crash, splash, china y derivados) utilizaremos dos micrófonos llamados ambientales, colocados encima de la batería para captar un sonido general de estos, y del resto de la batería.

El micrófono que nos enseñó el profesor en clase (Shure sm58) tiene muy buenos resultados para la caja. Guitarras españolas y acústicas

Este instrumento posee un sonido característico conseguido por la pulsación o punteo de las cuerdas. Por tanto a la hora de captarlo con micrófonos se necesitara colocar uno de ellos muy cerca de las cuerdas, y otro de diafragma grande a cierta distancia para conseguir graves. En cuanto a la colocación del primer micrófono, hay técnicos que prefieren colocarlo más cercano al puente, consiguiendo un sonido más dulce, o más alejado, consiguiendo un sonido más rico y brillante.

Violines

Estos instrumentos se graban colocando uno o dos micrófonos delante, y ligeramente encima del músico, porque es allí hacia donde se proyecta la mayor parte del sonido. Tienen un rango de frecuencias agudo, por tanto, un micrófono de condensador con diafragma pequeño debería bastar.

Otra solución menos aconsejable sería fijar un micrófono piezoeléctrico al instrumento, que capta las vibraciones de la caja resonante, pero siempre funcionarán mejor los micrófonos.

Para el resto de los instrumentos de cuerda frotada, se utiliza la misma técnica, pero habrá que escuchar atentamente hacia donde se proyecta el sonido del mismo y colocar allí los micrófonos.

Voz

Es lo más sencillo de microfonear. Basta con colocar un micrófono de diafragma grande delante del cantante, y utilizar un anti-pop para eliminar los famosos golpes de aire. El cantante deberá poner especial cuidado en alejarse y acercarse al micrófono en función de la intensidad con que cante, para evitar saturaciones.

Acerca de Codificando Escarabajos

Blog de música!
Esta entrada fue publicada en Tecnología en el audio y la música. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s